martes, 14 de diciembre de 2010

A quien interese...

Mis sueños son una de las cosas más raras que me pasan, últimamente he estado vinculado a unos de los más extraños que he tenido, y antes de contar el más reciente quisiera retomar unos de sus predecesores, que tal vez de cierta forma, puedan explicar el último.

Recuerdo perfectamente que estaba de pie en mi cuarto, a una distancia considerable de mi ventana, el viento soplaba, fuertemente, levantaba la cortina y la cortina tocaba mi rostro... fue ahí cuando me di cuenta que algo andaba mal; para ese tiempo, un par de años de esta fecha a pesar que mi cuarto tenia ventana, la ventana no dejaba entrar el aire, era una ventana sellada, así que dentro de mi sueño, me di cuenta que estaba despierto, en ese momento tenia un sueño lúcido; al saber que la realidad era falsa ya no quería estar ahí, así que decidí despertarme, pero me di cuenta que no podía, estando de pié, en mi cuarto dormido, estaba paralizado, esto producto del mismo sueño, ya que la mayoría de las personas no podemos movernos durante éste, era como uno de esos cuentos en que alguna fuerza retiene tus movimientos; sin embargo, decidí que definitivamente quería salir de mi sueño y empecé a patalear, y mientras pataleaba, sin que el cuarto o yo nos moviéramos, sentí como me iba de espaldas para caer en la posición en que estaba dormido, donde sí estaba pataleando.

Hasta donde recuerdo nunca tuve un sueño en que volara, mi hermano me contó varias veces hace mucho tiempo que el sí podía volar, yo nunca pude, lo más que pude llegar a realizar fue la maravilla de brincar hacia una pared y correr sobre ella, pero nunca estuve consciente en uno de esos sueños. Recientemente en este año, tuve este sueño en que era temprano en la mañana, y el sol brillaba, estaba en algunas calles del pueblo, pero no había nadie, hasta que me dí cuenta que era un sueño y pensé aprovecharlo, quise volar; lo intenté y me di cuenta que no podía, que decepción, pero seguía siendo mi sueño, así que empecé a considerar que necesitaba para que pareciera que estaba volando. Lejos había una cerca, así que pensé que si estuviera volando la cerca parecería que se acercara a mi, y empecé a imaginar como se acercaba, hasta que todo empezó a moverse, y así empecé a volar, y mientras lo hacía, parecía increíblemente real, y fue el sueño más real hasta ese momento. Cuando desperté, aun parecía real.

A veces tengo la costumbre que me obsesiono por ciertos temas de lógica, tratando de descifrar del por qué de las cosas como un pasatiempo; este tipo de obsesiones duran un mes, ya que después de eso he gastado tanto el tema que ya no me parece interesante. Recientemente me vi metido en un par de temas, uno era algo así como una prueba de fe, ya que por primera vez en mi vida tenia tiempo para discutir conmigo mismo la existencia de Dios, conclusiones a las que muchas veces desaparecían misteriosamente en mi cabeza, aún estoy seguro que llegué a conclusiones sobre su existencia y estoy seguro que existe, pero en muchas otras ocasiones hay argumentos que no se pueden oponer y daban certeza de que no existiese; pero cada que llegaba a un pensamiento positivo, sin explicación, mi teoría desaparecía; y aun no sé por qué sucede tal cosa; el segundo tema también relacionado con Dios, estaba ligado a su representación iconográfica como "El Ojo que Todo lo Ve" sinceramente me parecía algo extraño que rayaba en la ridiculez, hasta el momento no había escuchado o leído en ningún lado sobre por qué exactamente tiene esa forma; no soy un docto en el tema, y estoy seguro que alguien vendrá con una explicación muy valedera, pero su definición final no es parte del relato, si no lo que ha sucedido al final; sinceramente no busqué sobre el tema, yo mismo quería descifrarlo y llegar a una conclusión; más tarde, si luego decidía buscarlo podría hacer mis comparaciones sobre lo que otros han dicho, pero no quería que pensamientos preconcebidos manipularan los míos, como pasa en muchas cosas. Muchas veces, mis ideas se plantan en segundo plano, y siguen trabajando aunque no les ponga atención; un día mientras salí al sol de la mañana, puse las manos sobre mi cabeza, y cuando el sol dio en mi espalda, se generó la ilusión de un ojo, y el iris era la cabeza, en cierta forma pensé que tal vez esto tenia que ver con el tema, y cansado de darle vueltas dejé el tema inconcluso, pero mi obsesión latente con las cosas lo dejó trabajando en segundo plano; y así pasaron los días.

Tiempo después, si muchos de ustedes recordarán, murió el gran Matemático Mandelbrot y todos recordamos sus fractales y lo hermosos que pueden llegar a ser; confieso que siempre he tenido una fascinación por ellos desde hace mucho tiempo, incluso cuando usé por un tiempo el pragmático programa PovRay  en el que se podían generar estos en tercera dimensión y con una increíble calidad de imagen y realismo. En algún punto de esa semana, me encontré con un documental sobre él y su trabajo, y con gusto decidí verlo, a pesar de ser un documental de cerca de una hora, pero esto no impidió que me sentara a verlo; luego de un rato empecé a cabecear, y me di cuenta que no iba poder terminar de verlo, así que decidí irme a acostar, y dormir un poco.

Muchas veces mientras trabajo, he cabeceado hasta el punto de quedarme dormido y tengo sueños cortos o ilusiones por así llamarlas; una vez en una fracción de segundo soñé sobre esta especie de agujero negro o agujero de gusano que se abría, y cuya velocidad increíble de giro podría servir para viajar en el tiempo; no entendía como pero me pareció factible en mi delirio; días más tarde vi en un programa de televisión como esto teóricamente era posible.

Retomando el sueño de Mandelbrot, decidí acostarme, pero en ocasiones me sucede que te das cuenta cuando te estas durmiendo, no sé si a alguno le habrá sucedido, pero es como un pequeño apagón, y te quedas ciego durante ese periodo, y no es nada agradable, pero creo que es el resultado de despertarse nuevamente en el justo momento en que caías dormido. Y bueno, aquí viene la parte interesante de la historia, a lo que quería llegar; en un lapso muy corto de tiempo, caí dormido, y tuve un sueño lúcido; estaba en el vacío de ninguna parte, y ahí estaba "eso", enorme, flotando, o tal vez simplemente estático; lo describo como un rombo equilátero perfecto, con un centro negro, y del centro hacia afuera variaba de colores, era casi un arcoíris, pero estos colores se movían, como piezas; es aún la única parte del sueño que no puedo describir perfectamente, ya que no tengo punto de comparación con la realidad, y no creo que nada así exista; y en toda su extraña magnificencia, sabía que me miraba, en silencio, sus colores se movían y el centro negro me miraba, yo sabía que era un ojo, lo sabía porque me miraba, no por su forma, pero así se sentía, y sabía que así era. Cuando desperté, yo sabía lo que era, pero aún no me atrevo a llamarlo por su nombre.

Más tarde decidí investigar sobre iconografía, y descifrar si lo que vi ya existía, lamentablemente solo pude encontrar lo mismo de siempre, el ojo que todo lo ve, pero aún así, siempre queda en tu mente saber si algo así ya existe.

Ahora viene la parte estúpida, porque siempre la hay en toda historia, y sinceramente no esperaba encontrar esta información donde la encontré, aunque era solo un detalle minúsculo, el contexto lo hace ver bastante estúpido, pero luego espero que ya no se rían.

Una noche, ya tarde, mientras veia Family Guy, un clon del perro Bryan quien habia hecho Stewie, le habia traido algo al perro original, y dijo "oye Bryan aquí tienes tu ojo de Dios", cosa que me hizo voltear para ver que era, y casi se me salen los ojos, tuve que levantarme e ir a la computadora para buscar información.

La que soñé es muy similar a esto


Es una manualidad de los indígenas Huichol de México conocida como Ojo de Dios.

Dos temas en los que tenía dudas, ahora ya no lo tienen para mí, creo que un tema irracional solo puede ser explicado de forma irracional, así que si usted tiene una respuesta para eso, probablemente esa sea.


"Ahora si empieza a sentir un intenso y aplastante sentimiento de terror religioso por este concepto, no se alarme. Esto indica únicamente que usted aun está cuerdo"
Wally Weaver del cómic Watchmen

1 comentario:

AdvaitaZen dijo...

wow... que experiencia más pichua... aún estoy en shock

No me da risa, yo le creo